Peter Lim, condenado por la FIFA y con posibles secuelas en el Valencia CF

468

Una resolución de la FIFA contra el Benfica provocada por la actuación de Meriton Capital expone al Valencia CF a ser sancionado y puede llegar a obstaculizar el plan de Peter Lim para recuperar los 54,5 millones prestados al club con la garantía de ocho jugadores del primer equipo.

El redactor del periódico Levante-EMV, Vicent Chilet, ha participado en el CVED Esports junto a Juanma Romero para esclarecer este turbio asunto del magnate singapurés y que afecta de lleno al Valencia CF.

 

Todas las posibilidades se abren a partir de una resolución del Comité Disciplinario de la FIFA contra el Benfica a causa del contrato que firmó con Meriton Capital el 31 de enero de 2014 para quedarse con los derechos económicos del delantero Rodrigo Moreno por 30 millones de euros, que medio año después recalaría en el Valencia.

La FIFA sancionó al Benfica porque únicamente tiene potestad disciplinaria sobre sus miembros (los clubes, técnicos y jugadores que conforman cada Federación), pero no tiene autoridad para sancionar a una sociedad mercantil tercera. La sanción fue irrisoria desde el punto de vista económico, 75.000 francos suizos, pero es de relevancia al discutir los mecanismos de Meriton Capital a la hora de proteger sus intereses y controlar los derechos económicos de futbolistas, con repercusión directa en el actual Valencia CF, con la posibilidad de que las ventas del próximo verano vayan destinadas a Meriton Holdings.

El contrato con Rodrigo contenía cláusulas que concedían a Meriton Capital una influencia indebida en la relación del Benfica con el futbolista hispano-brasileño y con su capacidad de decisión en materia laboral y de transferencia.

En las cláusulas 4, 5 y 6 Meriton Capital establecía apartados relativos al derecho de información, que levantaron las sospechas de la FIFA. En su escrito, el máximo organismo censura que «un club totalmente independiente no estaría obligado a informar a ninguna otra entidad, como Meriton, de las ofertas de transferencia que ha recibido con respecto a un jugador», como obligaba la cláusula 4.1.

¿Qué excedía el derecho de información de Meriton Capital? Por ejemplo, el Benfica debía comunicar a Meriton Capital el contenido de la oferta, el nombre del oferente, si el club y/o el jugador aceptaban la oferta o no, así como todos los documentos, facturas y acuerdos relativos a una transferencia o cesión lo que proporcionaría a Meriton un conocimiento indebido de las propuestas de otros clubes.

La normativa de la FIFA habilita a los accionistas del Valencia CF para requerir al propio club y a La Liga los contratos de préstamo, incluso dirigirse a la FIFA para que se verifique la independencia plena del club en la negociación por la venta de sus futbolistas. En otras palabras, que el Valencia y no un acreedor pueda decidir cuándo, a quién y por qué importe vender los activos de su plantilla.

La gran duda que ahora mismo reside en el Valencia CF es si ¿El consejo de administración protegerá los intereses del Valencia CF o del accionista mayoritario?.

Esto puede corroborar que las decisiones adoptadas por Meriton Holdings como accionista mayoritario son exclusivamente económicas en defensa de sus intereses y en ningún caso deportivas, como ha venido demostrando desde su llegada.

La normativa FIFA puede ser un camino para saber algo más sobre las intenciones de Lim.

Sin duda, un nuevo capítulo en la convulsa relación entre Lim y el Valencia CF y que seguro va a dejar escritas muchas más líneas en el futuro.

El Valencia CF defiende que no tiene notificación alguna respecto a supuestas irregularidades en el traspaso de Rodrigo desde el SL Benfica por parte de la FIFA, ni tampoco de otros organismos de control legal, económico y deportivo como LaLiga y la RFEF, y se muestra convencido de que este es un tema completamente al margen del club.